2008-11-10

Ensayan en Ibiza una barrera de burbujas para evitar las medusas.

(Levante Digital)
El Ayuntamiento de San Josep de Eivissa ha decidido instalar sistemas experimentales contra las medusas en dos playas de esta población muy concurridas por el turismo que en los últimos años se han visto amenazadas, al igual que otros municipios costeros valencianos, por la presencia masiva de medusas.

El ayuntamiento ibicenco ha contratado a un equipo técnico dirigido por el biólogo marino Diego Ponce para que elabore un estudio y prepare la documentación que el consistorio presentará a diversos organismos para pedir autorizaciones y financiación.

El portavoz municipal y concejal de Playas, Josep Marí Ribas, afirmó que el ayuntamiento esta dispuesto a asumir los costes del experimento para el próximo verano, pero advirtió que para ello deberá contar con los permisos de diversas instituciones tanto autonómicas como nacionales. En este sentido recordó que incluso el Ministerio de Industria tendrá que autorizar el funcionamiento de un compresor en tierra para uno de los experimentos.

Este equipamiento es complementario de la manguera subacuática que se instalará para crear una barrera de burbujas de aire que evite la penetración de los molestos celentéreos. El otro experimento consistirá en la instalación de una especie de red de pesca hasta una profundidad de dos metros para evitar la entrada de las medusas en un área determinada. Estos elementos deberán estar debidamente señalizados con el fin de evitar cualquier trastorno tanto a los bañistas como al tráfico marítimo.

Los redactores de los estudios deberán reflejar algunos riesgos, como el de que las redes provoquen en las medusas el desprendimiento de filamentos que causen molestias en la piel de los bañistas. Asimismo, se tendrán en cuenta otros aspectos, como los detalles de la instalación de la barreras, así como su señalización y su coste económico.

El edil manifestó que las arces municipales se harán cargo de los costes de las experiencias aunque si los resultados son satisfactorio y el sistema puede generalizarse a otras playas del consistorio deberá buscar el apoyo financiero de otros organismos. De momento se ha decidido instalar los sistemas experimentales en Cala Carbón y Cala d ' Horta debido a las peculiaridades de las dos calas. La primera es cerrada y fácil de acotar y la segunda , abierta y expuesta a corrientes del sudoeste, por lo que en los últimos veranos las invasiones de medusas han sido un problema muy frecuente.

2008-03-12 (http://www.bajoelagua.com/articulos/vida-marina/2828.htm)

No hay comentarios: