2008-11-10

Las medusas se bañan en San Lorenzo

El arenal gijonés y también Poniente registran la llegada de estos organismos un día después que el puerto deportivo


Gijón
R. GARCÍA


Las medusas siguen dando que hablar en la costa gijonesa. Si en la mañana del viernes estos organismos marinos llenaban las aguas del puerto deportivo gijonés, ayer su desplazamiento las llevó a conquistar las playas de San Lorenzo y Poniente, según pudieron ver algunos paseantes. A primera hora de la mañana algunos ejemplares fueron recogidos en los arenales gijoneses, comprobándose, según los expertos, que este segundo grupo de medusas que ha llegado a la ciudad tiene las mismas características que las aparecidas en la mañana del viernes en el puerto, ya que son del tipo «umbrella».


A la espera de que los servicios de limpieza procedan a la retirada de la arena de las playas gijonesas de los ejemplares muertos que son arrastrados por la corriente, en San Lorenzo y Poniente no se han tomado medidas excepcionales, como sí ocurrió en el puerto deportivo, donde ayer seguían expuestos los carteles que avisaban a los navegantes de la presencia de estos organismos.


En palabras de Luis Laria, responsable de la Coordinadora para el Estudio y Protección de las Especies Marinas (Cepesma), el peligro de este tipo de medusa no es elevado: «No representan un riesgo para las personas que acuden a la playa, en realidad tan sólo producen pequeñas picaduras si entran en contacto con zonas sensibles de la piel. Los problemas no pasan de una simple urticaria, aunque hay que tener cuidado». La llegada de estos ejemplares a las playas gijonesas era «lógica» para este experto: «Las corrientes y los vientos las han traído hasta la costa». A pesar de lo alarmante de su presencia, la época del año en que estamos hace difícil que puedan perjudicar a los gijoneses: «A estas alturas del año casi nadie acude a la playa, por lo que serán muy contadas las ocasiones en las que haya que intervenir por una picadura de este tipo de medusas». Hace dos semanas estos ejemplares habían aparecido en el puerto gallego de Burela, según Luis Laria. Unos meses antes Gijón ya había vivido la alarma por la aparición de estos organismos marinos en la costa, pero eran las «carabelas portuguesas», más peligrosas que las que ahora se han dejado ver.












No hay comentarios: