2009-08-12

San Sebastián será primera ciudad de Euskadi en advertir con banderas sobre la presencia de medusas en las playas




SAN SEBASTIÁN, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -


Las playas de San Sebastián serán las primeras de Euskadi en contar, a partir de la semana que viene, con unas banderas específicas que advertirán a los bañistas de la presencia de medusas en el mar debido a la "invasión" de estos animales en la costa donostiarra, que se ha saldado con más de 1.200 picaduras en una semana.


El concejal de Playas en el Ayuntamiento donostiarra, Alberto Rodríguez, anunció hoy que la nueva bandera, que "no es un elemento homologado", será de color blanco con un dibujo de dos medusas en su interior, y se colocará junto a la amarilla o la roja de los puestos de Cruz Roja.


De esta manera, los bañistas serán avisados específicamente de la presencia de estos animales en la costa, ya que "hasta ahora las banderas amarillas y rojas podían relacionarse únicamente con el estado de la mar".


Desde el 28 de junio se contabilizaron más de 1.200 picaduras de medusa en las playas donostiarras, mayoritariamente en la isla, Ondarreta y la Concha, ya que "permanecen estancadas al amparo de las corrientes".


Asimismo, se retiraron más de 250 kilos de Medusa Luminiscente (Pelagia noctilula) y la Medusa Común (Aurelia aurita) en las playas. "De momento no se ha observado la presencia de la Carabela Portuguesa, cuya picadura es bastante peor", señaló Rodríguez.


A pesar de que en 1992 también se registró una plaga de medusas en el litoral donostiarra, es la primera vez en la historia de la ciudad que se colocan este tipo de señalizaciones, así como la primera localidad vasca que "avisará de la presencia de estos animales".


Por otra parte, el concejal comentó que el viernes se reunió con una bióloga del Ministerio de Medio Ambiente, técnicos municipales, Cruz Roja, Club Náutico y un patrón de pesca "para informar sobre el tipo de medusas que existe en el Cantábrico, su comportamiento, y las posibles medidas a adoptar ante un fenómeno natural y contra el que poco se puede hacer".


En este sentido, aunque se estudia la posible colocación de redes en las zonas por las que entran las medusas empujadas por las corrientes, "hay expertos que señalan que es una medida poco efectiva, ya que las redes muchas veces rompen las medusas, dejando la cabeza en la red y dejando pasar los largos tentáculos que son los que portan el tóxico".


Por ello, el concejal instó a los ciudadanos a percatarse de la colocación de las nuevas banderas y "extremar la precaución", ya que "si bien las picaduras de las especies encontradas no son muy peligrosas" y, hasta el momento, se han sanado con agua salada y amoniaco, "podrían suponer problemas a niños y personas mayores".


DISPOSITIVO DIARIO


Según explicó Rodríguez, las motoras de Cruz Roja, embarcaciones del Club Náutico y barcos pesqueros inspeccionan a primera hora de la mañana el exterior de la bahía hasta aproximadamente una milla para comprobar la presencia de bancos de medusas y su comportamiento por los vientos y corrientes.


Además, cuatro operarios y dos embarcaciones "peinan las aguas, retirando con salabardos mecánicos y manuales las medusas que se detectan en superficie", las depositan en las playas y las retiran los dispositivos de limpieza.


Por último, un operario recorre las orillas de las playas de La Concha y Ondarreta para "advertir sobre la presencia de medusas y retirarlas para que no causen problemas".


No hay comentarios: